jueves, 20 de octubre de 2016

Úa proposta de defensa da Ría del ano 1869.

1.-Nicolás Valdés, Ría de Rivadeo, Memoria descriptivo-militar de la provincia de Asturias y anteproyecto de la defensa de su costa, Madrid, 1869
 A dixitalización dos archivos levóu por un lao á democratización del sou estudio abríndolos a todos aquelos que tein interés por elos y, por outro, a úa busca máis estensa que deixa atopar documentos inéditos ou pouco conocidos pol publico máis interesao (cuatro oyos ven máis que dous).

    El plano qu'acompaña esta entrada é un dos máis guapos que víramos hasta agora da Ría del Eo y tamén ún dos máis desconocidos, polo menos pral que suscribe y anque ún teña afición polas cousas da Ría, incluindo a súa cartográfia. Nun figura na colección de planos y cartas marinas publicadas hai poucos anos en Ribadeo nin nas principales coleccióis de cartografía esistentes na rede. 

Se é conocido ou non, a verdá é qu'é el de menos y eu vou tratalo como se nun lo fose prá mayoría. El plano forma parte da Memoria descriptivo-militar de la provincia de Asturias y anteproyecto de la defensa de su costa que fixo Nicolas Valdés y Fernández, coronel d'inxenieiros del Exército. Trátase d'un manuscrito fechao en Madrid en xuyín de 1869. Formóu parte da colección da Biblioteca d'Inxenieiros pro hoi ta depositao na Biblioteca Central Militar. El texto é úa memoria descriptiva das costas asturianas y das suas necesidades defensivas.

   El primeiro qu'hai que destacar é qu'el nome que ye dan al plano é el de Ría de Rivadeo, pro que nel testo da descripción fala tamén de Ría del Eo (outra vez esa coesistencia topónimica dos dous nomes da que xa temos falao).

     El informe formánlo cuatro partes: úa descripción da costa y dos sous portos máis principales; úa proposta de medidas defensivas; úa valoración económica del coste das medidas y, pr'acabar,os planos d'esos portos y da costa asturiana en xeneral.

    Como este blog trata máis que nada d'imaxes, hemos falar primeiro del Plano. Nél figuran os sitos pra poñer as baterías de cañóis que se propoñía faer prá defensa da Ría: tres nel lao asturiano y dúas nel galego. Tamén se pode observar a rede de camíos das Figueiras d'aquela época, os canales da Ría (que marca 3 ou 3,5 metros nel canal das Figueiras na vazamar) y as arribadas que forman as ribeiras da Ría. Ta pintao con acuarela, lo que ye dá un valor pictórico adicional.

    El testo da descripción é tan interesante como el plano, polo que lo reproducimos a continuación. Pode observarse qu'os problemas cos tesóis d'arena xa esistían naquelos tempos (el que máis esmole al autor é el tesón del Boi). A visión del coronel era a de faer da Ría un fondiadeiro prá Armada de primeiro nivel convertindo os esteleiros da Lieira nun arsenal.

     Respecto ás defensas planiadas, propón 5 baterías con un total de 44 cañóis máis un monitor en Ribadeo (el monitor era un barco de guerra fluvial).

     El coste total das baterías había ser de 264.000 escudos máis el coste del monitor.

     Nada miyor que ler el testo da descripción y das defensas propostas pr'afondar na cuestión:


Páxinas 112-124

Castropol (Barres y Figueras)

    Ultimas poblaciones de Asturias y villa, Castropol, con ayuntamiento y cabeza de partido judicial con aduana de 4ª clase y ayudantía de marina, situada en una altura a la derecha y sobre la ria de Rivadeo, hallándose las casas agrupadas de 2 y 3 pisos, calles limpias y mal alineadas, con algunas plazas irregulares. El consistorio es un buen edificio modernamente reedificado y dispuesto a servir para el Ayuntamiento, juzgado y cárcel. Hay escuela de 1ªs letras, una buena parroquia con 3 naves, reloj y torre elevada y graciosa. Dos ermitas, una fuente publica con buenas y abundantes aguas, un paseo pintoresco en lo más elevado de la población y otro al N.

    El terreno es muy bueno, algo accidentado y produce grano, fruta y uva, manteniendo el ganado vacuno necesario para las labores, caballar, lanar y cabrio. Hay caza y pesca abundante, varios molinos harineros, telares de lienzo ordinarios, herrerías, siendo 40 ó 50 los buques que hacen el comercio de importancia en 800 a 1000 toneladas y otro tanto aproximadamente el de exportación.

    En la ayudantía de marina, existen matriculados 30 buques menores y 70 lanchas y embarcaciones pescadoras, correspondientes a todos los pueblos de la ria y a Tapia y Viavelez, con más de 600 marineros, 90 capitanes de costa y 70 pilotos.

    En cuanto a Barres y Figueras son dos poblaciones pequeñas dependientes del ayuntamiento de Castropol, situadas como este a la derecha de la ría del Eo, con aduana de 4ª clase Figueras y con un astillero a Barres. Esta última es feligresía que comprende 29 aldeas y caseríos (al que pertenece Figueras) con unas 400 almas y 2500 almas en total, comprendiendo 9 escuelas, 2 iglesias y varias ermitas o capillas. Las casas de ambas poblaciones son de uno y dos pisos mejores en Figueras que en Barres, formando anfiteatro desde las aguas de la ria por toda la ladera que la contiene.

    No lejos de la desembocadura del Eo se encuentra junto a la capilla de San Román una torre vigía, construida en 1843, de 19 metros de altura sobre el suelo y 48 metros sobre el mar. En ese mismo sitio se ven algunos vestigios de un castillo antiguo dominante de la entrada a la ria en combinación con el de la orilla opuesta cerca de Rivadeo. 

    Todo el terreno de esta península es mediano de calidad y por consiguiente escasea la agricultura que en ella existe. Por algunos sitios es algo pantanoso y por otros áridas y solo a propósito para pinares.

    Los caminos en todos estos pueblos son locales y solo algo regulares los que enlazan Figueras y Barres a Castropol y este a la Vega de Rivadeo. El general de la costa que pasa a Castropol se halla ya casi terminado como carretera.

Ria de Rivadeo

    Respecto a la grande y hermosa ría pocas palabras serán suficientes a demostrar la suma importancia que tiene militar y comercialmente considerada, pues basta echar una ojeada por la carta general cantábrica para convencerse de que este punto, esencialmente estratégico, es o puede ser el mejor puerto de refugio y la arteria principal de la riqueza de una gran parte de Asturias y otra no menos considerable de Galicia. Y efectivamente por la descripción hecha se puede asegurar, que desde antes del cabo de Peñas solo la concha de Artedo puede servir de refugio contra temporales del NO, siendo para ello más inferiores los demás puertos de toda la costa, mientras que esta gran ría, de segura, cómoda y espaciosa entrada en todos tiempos, abrigada después de todos los vientos y con  excelentes condiciones para hacer de ella un buen puerto comercial, sería o podría ser el receptáculo de todo el cabotaje y el núcleo principal de toda las producciones que en Galicia y Asturias se dieran en más de 20 leguas de extensión, porque allí concurren todos los caminos y el general de la costa de Asturias, como la carretera de Lugo, y allí concurría el ferrocarril paralelo proyectado en el complemento de la red. 

    En caso de guerra no puede menos de considerarse a Rivadeo y Castropol como un punto de apoyo y gran interés para proteger una escuadra en sus operaciones de agresión y vigilancia por todo el litoral, ya por la buena entrada, profunda y espaciosa de la ría, ya por la considerable extensión utilizable y por ser centinela avanzado del Ferrol, como también para ayudar en la defensa que proporcionadamente a su importancia ha de hacer Castro, Santoña, Santander y Gijón.=   

   Ahora bien formada esta interesante ría por las aguas del Eo y Suarón, confluentes en la Vega, que dista 2 leguas de Rivadeo y la extremidad de la ría, tiene un álveo de variado perfil, que en bajas aguas se reduce á un estrecho y tortuoso canal que la corriente ha trazado a través del fango y arenas conducidas por caudaloso Eo en sus 11 leguas de curso y tortuoso Suarón en sus 2 a 3 leguas de rápido camino entre las empinadas vertientes de las sierras que le alimentan. Estas malezas por cuya formación también concurren algunos arroyos como el Ferreira y Fabal, acumuladas sin cesar, han podido llegar en pocos años a cegar la grande y abrigada ensenada conformada por Castropol, Barres y Figueras, y el centro de la ria por un gran banco, terminado más abajo de Castropol que amenaza invadir el fondeadero de Rivadeo, como va invadiendo ya la concha de Arnao formando el bajo del Buey, que no hace muchos años que no existía y que de más o menos asciende por el choque de las corrientes exterior e interior, y alimentado por el fango y arenas de la ensenada de Barres, terminará por formar una peligrosa barra que obstruya en su mayor parte el canal de entrada desde este banco a la costa al frente del Castillo de San Miguel. Entonces aparecerá una estrecha salida a las aguas de la ria cuya veloz corriente al descender la marea será tan fuerte que con dificultad se mantendrán en fondo los pocos barcos que con dificultad puedan pasar la nueva barra.

    Todo lo expuesto, aunque con la brevedad que requiere una memoria como la presente basta a demostrar: 1º. que la ria de Rivadeo forma un puerto de 1ª importancia para lo de fuera del litoral.- 2º. que importando sobre manera al comercio y amparo del cabotaje y defensa de la costa, que se regularice la corriente de esta ria, haciendo desaparecer los bancos de arena y fango anotados e impidiendo vuelvan a formarse desde bastante más arriba de Castropol, procurando utilizar las buenas condiciones de anclaje desde la concha de Arnao, es indispensable ya que otras obras no se lleven a cabo por lo costosas que se mantengan 2 o 3  dragas de primer orden con el correspondiente número de gánguiles sobre el banco del Buey al de Barres y el más dañoso de todos, entre Castropol y Rivadeo, cuyo limite llega ya al fondeadero de este ultimo punto con visible del comercio de una gran parte del país, ruina tal vez de muchos pueblos y contra los grandes intereses defensivos. Para la propuesta de este, se supone que así se hace, fundado al mismo tiempo en el gran deseo que de ello tienen los principales comerciales y propietarios del país. De este modo el astillero para pequeños barcos en Barres, llegará a ser un arsenal o taller de grandes construcciones.=

Páxinas 205 - 211

Viávelez y Ría de Castropol y Rivadeo.= El astillero de Viávelez, representado en plano en la última lámina aunque ofrece entrada y fondo a mares mayores es tan estrecha aquella y tan dominada se halla por las empinadas alturas inmediatas que forman todo el puerto, que con dificultad llegaría entrar ningún barco enemigo si se apostaran fuerzas de tiradores en una de las puntas de entrada y más aún si se ejecuta alguna batería de circunstancias. Por lo cual y en razón a que los contrarios perderían camino para mejores empresas y teniendo en cuenta el poco fruto que se podría prometer en país tan pobre como el que allí se presente, parece natural creer que fueran otros  puntos los que merecieran la atención del conquistador. Únicamente el Pirata pudiera pensar en Viávelez, pero contra este caso ya se ha indicado que bastan las fuerzas del país.

    En cuanto a la gran ría de Rivadeo sucedería justamente lo contrario, no solo por el gran fondo que hay al principio de ella, a pesar del mucho terreno que va ganando el aterramiento ocasionado por los rios Eo y Suarón, sino porque las poblaciones de Rivadeo (perteneciente a Galicia), Castropol, Figueras y otras más poco distantes y el terreno casi llano y bastante productivo, son motivo para excitar la codicia del enemigo y elementos para una cabeza de base de operaciones. Estas ventajas inducirían al enemigo a establecer aqui su baluarte principal de apoyo, tanto más necesario para asegurarse de Asturias, cuanto indispensable para contener las tropas que operan definitivamente en Galicia. Y efectivamente, dueño de este punto el enemigo si ha podido vencer la fuerza en él acantonada, llegaría fácilmente a tomar por la espalda las diversas baterías de los puertos y más antes indicadas, quedándole llano y expedito el camino para dirigirse casi con seguridad a Gijón y Oviedo y todo el país en consecuencia. Vienen pues a Figueras, Castropol y Rivadeo en primer término, exigiendo por lo tanto la más obstinada defensa. A este fin se deberán levantar las 5 baterías indicadas en el plano general de la ría: 2 a la izquierda y 3 a la derecha, de las cuales las 2 más avanzadas han de poder llevar fuego al exterior y canal de la ría, y las restantes batir la Concha de Arnao, punto de paso y fondeaderos. Todas ellas serán acasamatadas, de 10 piezas las 2 primeras 8 cada una de las restantes dipticas ó en arco de circulo las primeras y rectas las últimas. Con estas baterías y un monitor que actúe al pie de Rivadeo, directamente sobre el canal se puede considerar la ría perfectamente defendida contra toda agresión; no habiendo necesidad de analizar la marcha del ataque y defensa porque desde luego se comprende que 44 piezas fijas y bien acondicionadas, que pueden fugar a la vez más una o dos de gran calibre del monitor, han de exigir para su destrucción 8 o 10 barcos blindados de primer orden que con toda probabilidad no se expondrán a combatir un pueblo solo siendo probable que la respetable fuerza que supone este punto sera bastante a contener al enemigo y privarle de la ocupación de tan importante base de apoyo.
  


2.- Nicolás Valdés, Costa de Asturias, Memoria descriptivo-militar de la provincia de Asturias y anteproyecto de la defensa de su costa, Madrid, 1869



2 comentarios:

  1. Pois eu sigo sen ver que lle chame máis que 'ría de Rivadeo'...

    ResponderEliminar